17-03-02
El delegado territorial de la Junta, Guillermo García preside la constitución del Consejo Agrario de León.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El delegado territorial de la Junta, Guillermo García, será el presidente del consejo, puesto en marcha desde la Consejería de Agricultura y Ganadería como órgano de participación, diálogo y consulta en materia agraria y de desarrollo rural circunscrito al ámbito provincial. Dentro de este consejo, además de la vicepresidencia y la secretaría, estarán integrados once vocales. Por un lado, cinco funcionarios del servicio territorial de Agricultura y Ganadería, y por otro, seis representantes de las organizaciones profesionales agrarias con mayor representatividad en la provincia. En el caso de León, son cuatro vocales de Asaja y dos de Alianza por la Unidad del Campo.

Desde la Consejería de Agricultura y Ganadería, se han constituido los consejos agrarios provinciales con el fin de establecerse como foros de diálogo, negociación y participación en los que analizar los problemas que se puedan originar, en este caso, en León. Es la primera vez que se instituye esta interlocución reglada en la que estos consejos se convierten en los principales espacios de interacción entre la Administración autonómica y las organizaciones profesionales agrarias.

En este sentido, las organizaciones profesionales agrarias desempeñan su labor de interlocutores del sector agrario en la planificación y desarrollo de la política agraria. A través de estos consejos, pueden llevar a cabo cualquier planteamiento en la materia correspondiente o tratar aquellos temas que más interesen en la provincia de León.

Los Consejos Agrarios Provinciales informarán sobre todos aquellos asuntos específicos en materia agraria y de desarrollo rural que, en el ámbito provincial, sean sometidos a su consideración; podrán efectuar las sugerencias que se consideren convenientes respecto a aquellas políticas que puedan afectar a las condiciones socioeconómicas de la actividad agraria en la provincia.

Asimismo, podrán proponer al Servicio Territorial competente los precios máximos y mínimos que habrán de regir en cada provincia para el aprovechamiento de los diferentes tipos de pastos en cada zona ganadera; e informar preceptivamente sobre ordenación de los recursos agropecuarios locales como es el caso de las ordenanzas de pastos, sus modificaciones, las alegaciones y reclamaciones formuladas sobre las mismas, así como la exclusión de fincas y municipios del régimen de ordenación común de pastos.

La regulación, desarrollada por la Junta de Castilla y León, responde a los mismos principios que inspiran la Ley Agraria, como son fomentar la capacidad de interlocución, negociación y participación de los sectores agrario y alimentario, así como la representación de sus intereses.

A estos órganos consultivos les serán de aplicación las directrices marcadas por la Junta de Castilla y León para agilizar y dinamizar el funcionamiento de los órganos colegiados adscritos a la Administración autonómica, por un lado respecto al uso de las nuevas tecnologías y por otro en lo referente a los criterios de renovación.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.