17-02-20
Según el PP de San Andrés, Gancedo condena al aislamiento a los barrios de La Sal y Paraíso Cantinas para siempre.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

La alcaldesa se olvida de la pasarela sobre las vías del tren que uniría ambos barrios.

El PP se pregunta dónde está la actitud reivindicativa de la que tanto hacía gala la alcaldesa en la oposición.

Los populares recuerdan que ya estaba comprometido por el Ministerio de Fomento y acusa a la regidora de “dejar morir” el proyecto.

El equipo de gobierno PSOE-PAL de San Andrés del Rabanedo ha condenado al aislamiento de por vida a dos de los barrios más poblados del municipio, La Sal y Paraíso Cantinas, al comprobar que la pasarela sobre las vías del tren que uniría ambas zonas no está entre las prioridades de la alcaldesa como soluciones de permeabilidad del ferrocarril en el municipio que acometerá el Ministerio de Fomento. “La ausencia reivindicativa que con tanto ahínco exigía cuándo estaba en la oposición no la ha puesto en práctica desde que ocupa el sillón de la Alcaldía”, aseguran los populares que lamentan que una obra de gran importancia haya quedado en el olvido. “No se lo merecen los vecinos de La Sal y Paraíso”, recalcan los populares que ante esta situación tomarán una serie de medidas para intentar que el Ministerio de Fomento conozca este proyecto y lo incluya dentro de las actuaciones previstas en el tercer municipio de la provincia previas al soterramiento.

El PP recuerda que en mayo del 2015 la construcción de esta pasarela fue comprometida por la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, después de que los vecinos de ambos barrios trasladarán al PP, entonces en el equipo de gobierno del Ayuntamiento, la necesidad imperiosa de buscar una solución al aislamiento que sufren a diario. Un proyecto que dejó encaminado el PP pero que “la alcaldesa ha dejado morir fruto de su escaso espíritu reivindicativo desde que llegó a la Alcaldía”. De hecho, los populares se preguntan dónde ha dejado la pancarta con la que tanto presumió de soterramiento. “Suponemos que en el mismo sitio que el proyecto de la pasarela, en un cajón”, asevera el grupo de concejales del PP de San Andrés.

Históricamente, el barrio La Sal ha estado aislado y delimitado por las vías del tren, aislamiento no sólo en el tráfico rodado sino para los peatones. Más complicado lo tienen aún las personas con discapacidad dado que las alternativas existentes están plagadas de barreras arquitectónicas. Los residentes del barrio La Sal tienen dos opciones para llegar a Paraíso Cantinas. La primera pasa por tomar la calle Príncipe, dónde existen dos pasos inferiores con una acera de 50 centímetros y un trafico rodado denso y peligroso hasta llegar a Párroco Pablo Díez. En total, tienen que recorrer casi un kilómetro. La otra opción lleva a salir por la calle Babieca, continuar por Doña Urraca hasta Doctor Fleming, Glorieta de El Crucero, avenida de Quevedo y Párroco Pablo Díez. En total, un kilómetro y medio. Con la pasarela, en tan sólo 600 metros podrían cruzar de un lado al otro. No sólo se ganaría en accesibilidad sino también en seguridad, sin contar con el hecho de que se vería beneficiado el comercio de la zona ya que ahora muchas compras se realizan en establecimientos de la capital.

“Nos resulta muy difícil de entender porqué la alcaldesa se ha olvidado de esta infraestructura, igual de importante que la de la rotonda del Lidl o la de Limonar de Cuba”, manifiestan los populares que no dudan en asegurar que exigirán su ejecución. “Los vecinos de La Sal y Paraíso Cantinas se merecen, al menos, que se luche por mejorar esta situación”, concluye el PP.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.