17-02-16
Este viernes 17 de febrero a las 19,30 horas, e celebra un Ágora de la Poesía en la Casa de León de Madrid.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS
El Ágora de la Poesía nace el 31 de mayo del año 2013, donde se reúnen poetas de muchos lugares, especialmente de León, bajo la idea de que la poesía no compite, se comparte. De esta manera las personas van recitando un poema, una tras otra. Así de sencillo y así de emotivo. Puede escucharse a un poeta vanguardista, a una maestra, a una ama de casa, a un parado, a un profesor, a personas de todas las generaciones.
 
Se hace en una plaza, la de San Marcos (León), en un pequeño anfiteatro, el último viernes de cada mes, llueva, nieve, haga frío o calor. Tal reto nos ha dado fuerza e impulsa cada vez el siguiente, yendo de más de medio centenar a más de doscientas personas en torno a la poesía. Es la conquista de un espacio público para la cultura y el arte, para que sea una manifestación libre, en donde no se entra ni se sale, se está, no hay puertas ni ventanas. El Ágora es la gente.
 
Nació a raíz de un encuentro poético al que no fueron sino dos personas y el poeta que iba a recitar. Dedicaron la velada a hablar, precisamente de buscar alguna alternativa, de hacer valer la poesía y no algo minoritario, encerrado en un bar o en una sala. Fue una idea, que comentada en una tertulia posterior se anunció en las redes y pensando que no iría nadie la sorpresa fue que unas cincuenta personas acudieron, leyeron poemas y luego al mes siguiente y así hasta hoy que se extiende a Madrid como muestra de un acto poético colectivo, en la Casa de León.
 
Se presenta el segundo libro, editado al igual que el primero por Lapizcero Ediciones, como huellas de un camino que le queda mucho por andar. En ambos participan poetas en torno al Ágora y amigos del mismo. Y quedan muchos por participar, al ser una cantera de poetas y poetisas que ya no guardan sus versos en un cajón, sino que los lanzan al aire, son escuchados.
 
Es la poesía del pueblo, de la gente, rompiendo el molde de los escogidos, de los señalados con el dedo de a quienes etiquetan de poetas. salimos a la calle desde el corazón para dar protagonismo y presteza a la palabra. Un espacio en el que la poesía no compite: se comparte.
Será un buen momento para el reencuentro.

Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.