17-02-14
El Ayuntamiento de San Andrés actúa en el pabellón Camino de Santiago ante su grave deterioro por las pintadas.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

La ordenanza municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actitudes Antisociales, que se ha publicado hoy en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), prohíbe y sanciona “las pintadas, escritos, inscripciones y grafismos en cualesquiera bienes, públicos o privados”.

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha actuado en el polideportivo Camino de Santiago de Trobajo del Camino para reparar el grave deterioro que ha sufrido a consecuencia de las decenas de pintadas estampadas en la fachada y puertas de acceso al recinto.

La Policía Local ha elaborado un informe sobre los daños ocasionados en las instalaciones, sin que hasta la fecha se haya identificado al autor o autores de los grafitis; cuestión que se está investigando por parte de los agentes.

Este tipo de acciones incívicas están ya tipificadas en la nueva ordenanza sobre Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales que se aprobó en Pleno en el mes de enero y que hoy se publica en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), abriéndose un periodo de quince días para que las personas interesadas puedan presentar las reclamaciones oportunas.

En su Artículo 6 del Capítulo II, el texto prohíbe expresamente “las pintadas, escritos, inscripciones y grafismos en cualesquiera bienes, públicos o privados, incluidas las calzadas, aceras, muros y fachadas, árboles, vallas permanentes o provisionales, farolas y señales; instalaciones en general y vehículos municipales, con excepción de los murales artísticos que se realicen con autorización del propietario y, en todo caso, con autorización municipal”.

Tipifica como infracción muy grave, que conlleva por tanto sanciones desde 1.001 hasta 3.000 euros, “deteriorar grave y relevantemente equipamientos, infraestructuras, instalaciones o elementos de los servicios públicos así como el mobiliario urbano”.

La ordenanza pretende dar respuesta a la preocupación ciudadana derivada de estos comportamientos así como de aquellas actitudes irresponsables e incívicas de individuos y colectivos minoritarios que alteran la convivencia y dañan el patrimonio público.

En este sentido, el equipo de Gobierno destaca el talente cívico de la gran mayoría de los vecinos y vecinas de San Andrés que, sin embargo, sufren las consecuencias de los actos vandálicos que se producen en el municipio y que no sólo perjudican los bienes que son de todos, sino que también “suponen unos gastos de reparación cada vez más importantes”.

REPARACIÓN DE DAÑOS PARA EVITAR LA SANCIÓN Y AUTORÍA DE MENORES

La ordenanza ofrece al infractor la posibilidad de solicitar la sustitución de la sanción que pudiera imponerse y, en su caso del importe de la reparación debida al Ayuntamiento, por la reposición de la situación alterada a su estado original o la realización de trabajos para la comunidad de naturaleza y alcance proporcionales a la gravedad de la infracción.

En el caso de que las personas infractoras sean menores de edad, y con la finalidad de proteger los derechos del niño o adolescente, su desarrollo y formación, se podrán sustituir las sanciones por medidas correctoras, como asistencia a sesiones formativas, trabajos para la comunidad o cualquier otro tipo de actividad de carácter cívico. 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.