17-02-06
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente protagoniza la cena-coloquio del grupo de mujeres empresarias del CEL.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

“Nuestra oportunidad de futuro como provincia y Comunidad es potenciar el medio rural y sacar el máximo provecho a nuestros recursos naturales”

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, fue el invitado protagonista de la cena-coloquio que ha celebrado el Grupo de Mujeres Empresarias del CEL, abriendo así la temporada de sus encuentros periódicos con la participación del responsable de un área de gobierno con importantes competencias para el desarrollo actual y futuro de la provincia de León.

El presidente del CEL, Julio César Álvarez, así como la vicepresidenta y responsable del Grupo, Manoli González, abrieron el encuentro, al que asistieron medio centenar de empresarias, con un animado coloquio posterior a la cena que, en esta ocasión, estuvo moderado por la empresaria Emilia Centeno.

La intervención del consejero leonés se centró en un análisis de la situación actual y las posibilidades de futuro de la provincia de León bajo el prisma de las competencias que tiene asignadas la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y con el telón de fondo del principal objetivo que se ha marcado el Gobierno del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que no es otro que la reactivación económica y el empleo, combatir la despoblación y favorecer y proteger el medio rural con políticas transversales que afectan a todas las Consejerías.

Sustituir el “oro negro” por el “oro verde”

Juan Carlos Suárez-Quiñones se refirió en concreto a las oportunidades que todavía no han sido explotadas en una provincia como León con gran potencial en recursos naturales, y animó a las empresas a sacar provecho y rentabilidad de las oportunidades que se están abriendo en este campo, especialmente en el sector forestal: arbolado, biomasa, madera, productos forestales como la castaña, la resina, la piña, la micología, etc. “Hemos puesto en marcha la primera experiencia de una red de calor pública con central de biomasa en la universidad de Valladolid y ese modelo lo vamos a trasladar a León, con una central de biomasa y red de calor de 20 MW en la que invertiremos alrededor de 19 millones de euros, y haremos más en Ponferrada, Bembibre y Fabero.  Queremos que estas inversiones en biomasa favorezcan el nacimiento o la reconversión de empresas del sector de la energía, que apuesten por la comercialización de los excedentes de calor que se va a producir, y no sólo eso, sino que la demanda de biomasa crecerá exponencialmente lo que ayudará a crear empleos en las zonas rurales, fijará población, limpiaremos los bosques, reduciremos el riesgo de incendios, fijaremos CO2, y facilitaremos otros aprovechamientos forestales y no forestales”.

Un ejemplo de economía verde y circular que Suárez-Quiñones ejemplarizó con el proyecto de Forestalia que la Junta apoya instalar en El Bierzo con una central de generación de energía eléctrica por biomasa de 50MW que requerirá en torno a los 60 camiones diarios para abastecer las entre 300.000 y 400.000 toneladas anuales de biomasa que consumirá. Según las estimaciones generará en torno a los 400 y 500 empleos directos y muchos más inducidos con la creación de industrias auxiliares. “La administración regional tiene que ejercer de tractora para que estos recursos naturales tengan encaje empresarial porque van a ser parte del futuro”.

También se refirió el consejero a la intención de la Junta de revitalizar el turismo y hacerlo más atractivo para que esta actividad, que ha experimentado un notable crecimiento en Castilla y León y en León, especialmente con la llegada del AVE, “siga cosechando mejores resultados porque se puede hacer mucho más, tanto por parte del gobierno autonómico como de las empresas privadas, para que el turismo urbano vaya también al medio rural”. Puso como ejemplo el programa de inversiones turísticas en los espacios naturales de 26 millones de euros, de los cuales cerca de 8 tienen como destino la provincia de León con la previsión de 12 infraestructuras a lo largo y ancho de la provincia: miradores en lugares singulares, infraestructuras de aventura y ocio activo e infraestructuras de alojamientos singulares.

En materia de telecomunicaciones, Suárez-Quiñones explicó que su Consejería está trabajando, a pesar de las dificultades, para dotar a todos los pueblos de conexión a Internet con la ejecución de varias líneas de trabajo, entre ellas aprovechar el nuevo contrato de las telecomunicaciones de la Junta de Castilla y León, de 90 millones de euros, que incluye como mejora en las ofertas llegar con internet a 168 pueblos. No se olvidó tampoco de hacer una referencia a las inversiones en carreteras, para las que hay una partida de 525 millones para esta legislatura, de los que 85 millones tienen como destino las carreteras de la provincia de León.

Actuaciones y ayudas en materia de abastecimiento y depuración de aguas, soluciones a los vertederos y escombreras y políticas de vivienda y urbanismo cerraron la intervención del consejero que se sometió finalmente a una rueda de preguntas rápidas de las que salió indemne, pese a que algunas cuestiones le exigieron demostrar su temple y diplomacia. 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.