17-01-24
Los programas de atención a personas mayores de Cruz Roja Española en León atendieron en 2016 a 7.064 personas.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Más de 250 voluntarios/as colaboran en estos proyectos tanto de atención a las personas mayores como los que están destinados a la atención de los familiares como cuidadores no profesionales.

La atención de Cruz Roja Española a las Personas Mayores y con Discapacidad pretende ofrecer servicios que permitan la permanencia de estas personas en su entorno habitual y evitar el aislamiento.   

Las Personas Mayores de nuestro entorno cuentan con programas de Cruz Roja Española en León como: la Ayuda a Domicilio, la Teleasistencia Domiciliaria, así como Centro de Día, Envejecimiento saludable, Atención a personas con funciones cognitivas deterioradas, Enred@te, Localizador de personas con deterioro cognitivo o Teleasistencia Móvil.

Por otro lado, también prestamos especial atención a los cuidadores no profesionales por la carga emocional que supone su labor en programas como Apoyo temporal a Familias con personas mayores a su cargo o Información y capacitación de cuidadores no profesionales.

Cruz Roja Española pretende facilitar un mayor acceso a actividades laborales o educativas, evitar el aislamiento fomentando la confianza de la autonomía personal y la integración en el medio natural de las personas con discapacidad. Para todo ello cuenta con más de 250 voluntarios/as adscritos a alguno de los programas de atención a personas mayores y con discapacidad.

Entre todos ellos podríamos destacar el programa Red Social para personas mayores Enred@te que en la actualidad cuenta con 948 usuarios/as, 211 hombres y 737 mujeres (datos de 2016) y 163 voluntarios/as.

Enred@te pretende mejorar las relaciones sociales de las personas mayores en su entorno cercano y comunitario, como base de la promoción de participación social y como base para el afrontamiento de la soledad y la mejora de las relaciones intergeneracionales, tanto dentro como fuera de la familia.

El programa se ha definido a través de 4 líneas de intervención, que  van dirigidas al abordaje del problema, con la siguiente línea pedagógica: concienciación – capacitación – colaboración – participación.

Actividades informativas y de sensibilización, que pretenden concienciar a las personas mayores sobre la importancia de mantener relaciones sociales positivas, de estar informado de los recursos sociales y de participación,  de conocer las dimensiones de la participación social y de lo que aporta.  

Actividades para la adquisición de competencias; Acciones formativas en competencias técnicas relacionadas principalmente con cómo utilizar las nuevas tecnologías de la información para relacionarse virtualmente y para la búsqueda de recursos de participación, entre otros. Asimismo, se desarrollan acciones de orientación y asesoramiento individualizado a cada persona mayor que irán directamente relacionadas con cada problema y con las diferentes formas de resolución.

Actividades que ayuden a la persona mayor a asistir a espacios de ocio, de participación y de mantenimiento y/o mejora de sus relaciones personales.

En numerosas ocasiones, las dificultades físicas de la persona, sus circunstancias personales o el lugar en el que viven imposibilita la realización de actividades  formativas, de ocio y/o participación, a pesar de estar concienciada y capacitada para su desarrollo. Por eso, desde el programa, y dentro de esta línea, se plantea la realización de acciones que ayuden a la persona a asistir y participar. Para ello se han definido acompañamientos, movilizaciones o entrega o cesión de bienes para posibilitar que la persona pueda participar en su entorno cercano, pueda relacionarse con su red cercanas y o realizar las gestiones necesarias para ellas.

Actividades de participación y activación de la persona mayor que vayan directamente dirigidas a fomentar la participación en espacios formales y/o informales,  o a potenciar la participación de las personas mayores que ya hayan pasado por procesos de cambio a ayudar a otras personas mayores que se encuentren en su situación. Talleres de vida activa, actividades intergeneracionales, actividades lúdicas, talleres de artes escénicas, manualidades, actividades de hermanamiento, actividades de naturaleza y medio ambiente, etc. 

Las nuevas tecnologías de la información juegan un papel fundamental en las formas de relacionarse con las diferentes redes que ha conseguido generar para comunicar a personas que se encuentran distanciadas geográficamente. Así, en el marco del programa se incluye, la Red social virtual Enrédate, que como red social permitirá comunicarse a las personas del programa, desde ordenadores y Tablet. Para por un lado, incidir en el sentimiento de soledad y por otro, facilitar la generación de nuevas relaciones que motiven a las personas mayores a salir de sus hogares, a realizar actividades de ocio, entre otras.

Este 2017 iniciamos dos nuevos proyectos destinados a este colectivo: Información y capacitación de cuidadores no profesionales y Buen Trato a Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.