17-01-24
CSIF condena el asesinato de dos agentes rurales en Lleida y reclama una ley básica para este “indefenso” colectivo.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS
HTML Editor - Full Version

CSIF muestra “su más absoluta repulsa” por el asesinato participando en las concentraciones convocadas en Castilla y León y en toda España, y espera que la Justicia actúe con celeridad en la aplicación de la ley contra el autor de los disparos. El sindicato independiente reclama una ley básica estatal para agentes ambientales y forestales que refuerce el estatus de policía ambiental, judicial y sus protocolos de seguridad y defensa.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha sumado a las concentraciones que se han realizado este mediodía por toda España, también en las provincias de Castilla y León, para condenar el asesinato de los dos agentes rurales de Lleida, ocurrido el pasado sábado 21, y sumarse al duelo de sus familias por este “trágico y terrible” suceso. CSIF quiere mostrar, con este acto solidario, la unidad de todos los agentes medioambientales y forestales.

   En los próximos días, CSIF iniciará una ronda con el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente, así como con el Ministerio del Interior y los diferentes grupos parlamentarios, con el fin de promover modificaciones en la normativa, que mejore la regulación y la actual situación de indefensión jurídica y física que sufre este colectivo, de unos 6.500 profesionales en toda España, y que CSIF Castilla y León ya viene denunciando desde hace tiempo.

   CSIF denuncia que el pasado año, en España, aumentaron “alarmantemente” el número de agresiones contra agentes medioambientales y forestales, y celadores medioambientales, como las ocurridas más recientemente en Salamanca o Ávila, con pintadas amenazantes, destrozos en vehículos particulares o agresiones directas.

   CSIF Castilla y León ya criticó, en su día, la decisión de la Junta de retirar las armas cortas reglamentarias de las que disponían los agentes medioambientales, similares a las usadas en seguridad privada, y que la legislación vigente las permite. CSIF lamenta que el agente medioambiental y forestal se encuentre indefenso para poder ejercer su trabajo, como agente de autoridad que es.

   CSIF considera que se debe regular el uso de armas para su defensa en determinados servicios de especial riesgo, como ocurre con el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. CSIF remarca que hay servicios y operativos de vigilancia, como es la lucha contra el furtivismo, donde es habitual el contacto con personas que usan armas de caza, o armas blancas en el caso de la recolección micológica, siendo imprescindible establecer los protocolos de actuación y la formación específica en defensa personal policial, así como los de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

   Igualmente, CSIF trabaja en un borrador de Ley Nacional de Cuerpo de Agentes Forestales y Medioambientales, que debe establecer las funciones básicas en el estado de los agentes, reforzando su condición de agentes de autoridad, policía administrativa ambiental y policía judicial, así como el resto de sus funciones relacionadas con el cuidado del medio ambiente.

   Como se recordará, el pasado sábado 21 de enero de 2017 se produjo el terrible y trágico asesinato de dos agentes rurales en la provincia de Lleida, Francesc Xavier Ribas y David Iglesias, a manos de un cazador.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.