17-01-23
El Plan Municipal de Drogas del Ayuntamiento de León trabajó a lo largo de 2016 con más de 4.000 personas, la mayor parte jóvenes, en actividades de prevención.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS
HTML Editor - Full Version
El Plan Municipal de Drogas del Ayuntamiento de León tiene como objetivo retrasar el inicio en el consumo de drogas entre adolescentes y jóvenes, entre las que se encuentran las aceptadas socialmente como el alcohol y el tabaco. También trabaja con drogodependientes y sus familiares en todos los ámbitos para propiciar el abandono del consumo y la reinserción social. A lo largo de 2016, en los distintos programas de sus tres grandes áreas de actuación (prevención universal, prevención selectiva-indicada y reducción del daño-inserción) han participado más de 4.000 personas, en su mayoría jóvenes y menores.

El ámbito de actuación del Plan Municipal de Drogas, adscrito a la Concejalía de Juventud, Igualdad y Participación Ciudadana, es muy amplio, pero una actuación siempre encaminada a prevenir y evitar el consumo de drogas, así como facilitar la reinserción social. El Plan Municipal de Drogas ha trabajado a lo largo de 2016 con más de 4.000 personas, entre jóvenes y familiares.

Los programas y actividades del Plan Municipal de Drogas abarcan desde los escolares hasta adolescentes y jóvenes en los que se les informa sobre los tipos de drogas, incluidas la aceptada socialmente como el tabaco y el alcohol, y sus efectos. Estas actuaciones se enmarcan en tres grandes áreas: prevención universal, prevención selectiva-indicada y reducción del daño-inserción.

El área de prevención universal persigue evitar el consumo de drogas en general y retrasar el inicio de ese consumo, incluido el de tabaco y alcohol. La población diana son niños en edad escolares, adolescentes y jóvenes en general. El área de prevención selectiva indicada está dirigido a aquellos jóvenes que ya consumen drogas pero no manifiestan dependencia, jóvenes que ya están realizando un uso experimental o problemático de las drogas.  El acciones con familias con hijos en alto riesgo se encauzan a través de los programas Dédalo (con hijos de 9 a 13 años) e Indícale (trabajo individualizado con consumidores abusivos de 12 a 20 años y sus familias). Por otro lado, el área de reducción del daño-inserción está dirigida a drogodependientes y sus familiares, con el objetivo de que abandonen el consumo y facilitar su inserción social y laboral. Este programa trabaja con programas de autoayuda de drogodependientes y con familiares de drogodependientes que no estén en rehabilitación.

Los programas desarrollados en 2016, así como sus participantes, se desarrollan a continuación:

Programa de integración social
Los destinatarios son drogodependientes rehabilitados o en fase de rehabilitación (incorporados a programas de la Red de Asistencia al Drogodependiente). Su objetivo es proporcionar apoyo en materia de integración en las diferentes áreas: personal y familiar, salud, empleo, formación, ocio y tiempo libre, vivienda. En 2016 el número de usuarios fue de 40, con nueve nuevas incorporaciones.

Programa de deshabituación tabáquica
A lo largo de 2016 se impartieron cinco cursos (dos en el Centro de Salud de Palomera, dos en la sede del Plan Municipal de Drogas y uno en el Centro Penitenciario de Mansilla de las Mulas. Iniciaron el curso (en total) 89 personas (57 mujeres y 37 hombres), de los lo finalizaron. Tras la realización del cuso, el porcentaje de recaídas durante el primer mes fue del 19,6%, porcentaje que se redujo hasta el 11,76% en el caso de recaídas durante el segundo mes de abstinencia.

Programa de prevención familiar
Un total de 1.064 personas (864 mujeres-849 madres y 15 hijas- y 200 hombres- 166 padres y 34 hijos) participaron en los distintos programas de prevención familiar. En lo que se refiere a Escuela de familias que engloba el Programa Moneo, charlas y talleres, el nivel de participación fue muy elevado llegando en todas sus actividades al cómputo global del millar de participantes, con actividades en 22 centros educativos y en la Asociación Auryn. El Programa Moneo persigue mejorar la comunicación familiar, aprender a cómo establecer normas y límites e informar y saber cómo posicionarnos ante el alcohol, tabaco y el cannabis desde la familia.

Por otro lado, el Programa DÉDALO está encaminado al entrenamiento en habilidades educativas de toda la familia al completo. Se ha desarrollado en dos colegios, llegando a 16 familias.
En la misma línea, el Programa Indícale es un recurso específico para familias y adolescentes y jóvenes entre 12 y 21 años con consumo abusivo de drogas (sin tener dependencia). Pretende potenciar los factores de protección y los recursos personales y familiares que permitan alcanzar un estilo de vida saludable y, así, conseguir frenar o reducir el consumo (alcohol, cannabis, heroína y poli consumo de alcohol y cannabis).

Programa de prevención escolar comunitaria
Las actividades realizadas han sido variadas, desde los talleres de reducción de accidentes de tráfico relacionados con el alcohol y el cannabis (16 talleres y 166 participantes), hasta charlas, conferencias, exposiciones y talleres de prevención. También se llevó a cabo una iniciativa de dispensación responsable de alcohol, con 5 cursos de formación en Escuela de Hostelería en los que participaron 72 jóvenes. En el programa de formación en autoescuelas ‘Rueda 0’ se impartieron tres curos con 49 participantes y en las Semanas de la Salud de prevención del consumo de alcohol y tabaco participaron 750 alumnos de distintos colegios del municipio. En el Concurso de Guiones para anuncios de TV participaron nueve colegios con un total de 267 participantes y 95 guiones. Asimismo se realizó un curso de habilidades sociales para profesorado con 82 participantes.

Programa de educación de calle
Se han realizado actuaciones en menores y jóvenes y con drogodependientes. Por lo que respeta al primer grupo, en el proyecto de prevención a través del deporte han participado 885 menores y jóvenes. Proyecto taller abierto (325 menores), cuentacuentos (67 menores), taller de iniciación en grafitis (50 menores), taller de habilidades sociales (30 menores) y familia de menores (60 familias) completan las actuaciones de educación en menores y jóvenes.

Por lo que respecta a las actuaciones con drogodependientes, ha trabajado con un total de  80 personas dependientes de sustancias, de las cuales no están en rehabilitación  39 (en su mayoría jóvenes  consumidores de cannabis  y alcohol) y  41 se encuentran en rehabilitación con mantenimiento de metadona, libre de drogas, reducción del daño y comunidad terapéutica. Asimismo, ha trabajado con 51 familias.

Programa de atención a drogodependientes
Atención a familias y drogodependientes que no están en tratamiento. Se ha prestado atención a una media de 3 personas a la semana.

Grupos de autoayuda
El Plan Municipal de Drogas ha trabajado con familias, drogodependientes y un grupo de pacientes con patología dual del Psiquiátrico de Santa Isabel.

Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.