16-12-28
León cuenta ya con 11 desfibriladores repartidos por la ciudad para atender a las personas que sufran un infarto.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El concejal de Comercio, Consumo y Fiestas, Pedro Llamas, ha explicado que se han instalados dos desfibriladores en las dependencias municipales de la Policía Local de San Marcelo y en el Parque de Bomberos. Con éstas, son ya nueve las instalaciones que cuentan con este aparato que puede salvar la vida de una persona que sufra infarto agudo de miocardio. La atención en el primer minuto es efectiva en el 90% de los casos.

El concejal de Comercio, Consumo y Fiestas, Pedro Llamas, ha explicado que el Ayuntamiento de León, dentro del programa ‘León, ciudad saludable’, “está interesado en crear espacios cardioprotegidos en edificios e instalaciones municipales, con el objetivo de  hacer de León una ciudad cardioprotegida”.

De ahí que se hayan instalado dos nuevos desfibriladores semiautomáticos en la Sala de Policía Local de la Plaza de San Marcelo (Antiguo Consistorio) y en la Sala de Guardia del Parque de Bomberos (Avenida Sáenz de Miera), con los que ya hay nueve instalaciones municipales que cuentan con estos dispositivos sanitarios y dos portátiles: Ordoño II, Pabellón Municipal de Deportes, Auditorio ‘Ciudad de León’, Piscina Municipal de la Palomera, Pabellón Salvio Barrioluengo, Piscina Municipal del Hispánico, Polideportivo Margarita Ramos, Policía Local de San Marcelo, Parque de Bomberos y dos portátiles (uno que lleva la Brigada Especial en su vehículo y otro que lleva Protección Civil en su unidad móvil).

Coincidiendo con esta instalación, Llamas ha indicado que se ha dado formación homologada en su manejo a 56 empleados del Ayuntamiento (Policía Local, Bomberos, personal de pabellones deportivos, personal de salubridad…), con lo que en la actualidad hay 118 trabajadores diplomadas.

Las paradas cardíacas extra-hospitalarias suponen un grave problema de salud pública. Cada año, miles de personas fallecen en España por muerte súbita cardiaca que, según ha informado el Ministerio de Sanidad y Política Social, estas muertes superan en más de cuatro veces a las que se producen por accidentes de tráfico.

El infarto agudo de miocardio (IAM) es la causa más frecuente de muerte súbita cardíaca en el adulto. Anualmente se producen en España más de 68.000 infartos, provocando una parada cardiaca en más del 50% de los pacientes que se reaniman fuera del ámbito hospitalario. Y en más del 30% de estos casos el paciente fallece antes de poder ser atendidos en un hospital.

En el IAM, la arritmia cardiaca más frecuente es la fibrilación ventricular, siendo ésta la responsable inicial de más de un 85% de las paradas cardíacas extrahospitalarias y representa la causa más frecuente de muerte súbita en el adulto.

La desfibrilación temprana, según la experiencia acumulada en estas décadas por las unidades de Urgencias y Emergencias, ha demostrado una enorme efectividad en este tipo de arritmia, logrando la recuperación de un ritmo cardiaco efectivo en más del 90% de los casos, pero siempre que se efectúe en el primer minuto de evolución. Su efectividad disminuye muy rápidamente con el tiempo, por cada minuto de retraso se reduce la supervivencia en un 7-10%;  después de 10 minutos las posibilidades de sobrevivir son mínimas.

“Teniendo en cuenta todos estos datos –señaló Pedro Llamas- pretendemos que los desfibriladores estén cerca de todos los ciudadanos que puedan sufrir una patología cardíaca de este tipo”.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.