16-10-20
IU de León denuncia la gravedad de las consecuencias de los recortes de la JCyL en Sanidad Pública para la salud y la atención a la enfermedad de la población.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Como si ya no hubiéramos sufrido demasiados recortes que atentan contra nuestra Salud a niveles básicos de ambulatorios y centros de salud, ahora tenemos que lidiar con Unidades de Gestión, impuestas ya en León en la unidad de Raquis y también en  Ponferrada. Unidades de gestión que nos llevan a servicios sanitarios que  comtemplan más el ahorro ecónomico que la propia salud de los pacientes usuarios que pagamos y mantenemos el sistema. Algo que viene a confirmar que lo que interesa es que la privatización de la Sanidad  Pública cumpla su cometido neoliberal de ser una fuente de beneficios económicos, a costa de la vida digna de las personas. Mientras más baratos les salgamos, más beneficios empresariales.

Aunque todo se suma, de extrema gravedad es  lo que está ocurriendo con la atención sanitaria en la provincia, en cuanto las operaciones quirúrgicas se refiere.  Alrededor de 1.754 pacientes que tienen que ser operados en unos determinados plazos, éstos se han extendido fuera de lo recomendado.
Desde IU de León la explicación que da la Consejería de Sanidad es inaceptable además de un insulto a la inteligencia que se escude en que “sigue trabajando para reducir los tiempos de espera” y que “una vez que los factores estacionales no sean influyentes, se volverán a realizar análisis en profundidad de la situación de cada uno de estos centros para mejorar sus cifras”.

Como si la ciudadanía no tuviera derecho a enfermar en determinados períodos, que es cuando aprovecha la Consejería para recortar, cerrar plantas, suprimir operaciones y dejar a los pacientes en riesgo vital. No se entiende que, si realmente quieren acabar con las listas de espera, cierren plantas en los hospitales por el verano y no se cubran las vacantes de especialidades. No sólo no se entiende, sino que es inaceptable. Si la Junta está dispuesta a poner en riesgo la vida de cualquiera de nosotros para cuadrar sus recortes, mientras utiliza el dinero público para seguir rescatando bancos, es hora de pedir la dimisión de unos responsables públicos que dejan nuestras vidas en segundo lugar frente a los intereses de la economía y la especulación bursátil.

Desde IU de León urgimos a cubrir inmediatamente las plazas en los hospitales y desatascar estas listas de espera. Si no se ven capaces, que dimitan y dejen de poner las vidas de nuestros pacientes en peligro. Lo que se necesita son más recursos humanos, no cerrar plantas de hospitales para destinar nuestros impuestos a “rescatar” la economía y los beneficios de unos pocos. Hay cosas con las que no se puede ahorrar y hacerlo en esto es inhumano totalmente inhumano.

No sólo ponen en riesgo la vida de los pacientes, sino que ponen en peligro el propio sistema público de salud. Es la vía directa a la privatización de nuestra sanidad, pues con estos recortes y su forma de ponerlos en práctica,  empujan a que las personas enfermas que no encuentran atención o tienen que sufrir esas largas esperas acaben buscando soluciones por “sí mismas”, los que pueden pagárselo claro, también hay quienes ya están hipotecándose de por vida porque no les queda otro remedio. El resto mueren sin más.

Eloina Terrón

Coordinadora Provincial de Izquierda Unida de León


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.