16-10-11
Izquierda Abierta de León pide a los ayuntamientos y las juntas vecinales de la provincial que se rebelen contra las Leyes del PP que las maltratan y amenazan.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Animamos a los Grupos Municipales que defienden la democracia local que presenten mociones y propaguen por las comarcas de León una auténtica revolución contra el Gobierno del PP.

Las Administraciones Locales han sido una de las grandes perjudicadas por las políticas de austeridad llevadas a cabo en los últimos años por el Gobierno central del Partido Popular. La modificación del artículo 135 de la Constitución Española en el año 2011 elevó al máximo exponente normativo el concepto de “estabilidad presupuestaria”, que fue posteriormente desarrollado a través de la Ley Orgánica 2/2012, de​ 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y cuya puntilla puso la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local conocida como “Ley Montoro”.

Desde entonces, las reformas impulsadas desde el Gobierno Central han supuesto un retroceso considerable en la autonomía de los gobiernos locales. Nos encontramos ante una situación de emergencia histórica en el municipalismo , y por ello es urgente e imprescindible acabar con la asfixia competencial y financiera actual que la Ley 27/2013 somete a los municipios. Una Ley que además contó, desde su tramitación, con el absoluto rechazo de casi todas las fuerzas parlamentarias representadas en las Cortes Generales. Muestra de ello es el nulo consenso que se generó durante su elaboración y aprobación, así como el recurso de  inconstitucionalidad interpuesto ante el Tribunal Constitucional por parte de casi todo el arco parlamentario, que se unió a los presentados y admitidos por distintos Parlamentos y Gobiernos Autonómicos.  

En el caso de los municipios, han sido más de 3.000 ayuntamientos de todo el Estado español, que representan a más de 16 millones de ciudadanos y ciudadanas, los que expresaron su rechazo a esta normativa y salieron en defensa de la autonomía local.

En el caso de las juntas vecinales, las movilizaciones desarrolladas en León y fuera de la provincial, constatando que una Ley que roba soberanía y amenaza con la disolución de nuestros convejos no puede seguir vigente de ninguna de las maneras.

Supuestamente, el objetivo de la Ley 27/2013 era ajustar el funcionamiento de las Administraciones Locales a la coyuntura económica bajo el pretexto del despilfarro, el solapamiento de competencias y el incumplimiento financiero; sin embargo, los efectos que en realidad se ha producido han sido una merma importante en los servicios públicos prestados por los entes locales, un incremento de las privatizaciones con su consecuente aumento de costes para la administración y una reducción en las competencias municipales. En León han atado de pies y manos a ayuntamientos endeudados e impedido cambiar políticas en beneficio de la gente para permitir que la excusa de la deuda alimente a entidades bancarias mientras se impone una austeridad que bien se podría reducir con una financiación adecuada desde la Junta y el Gobierno Central

En este sentido, la ley introdujo cambios sustanciales en el funcionamiento de Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades Autónomas amputando garantías democráticas, de representación y participación ciudadana, recortando servicios sociales que se prestaban en los municipios de manera satisfactoria, y, en consecuencia, atentando contra el ámbito competencial de las CCAA y contra la autonomía local, como incluso ha declarado el propio Tribunal Constitucional.

Izquierda Abierta defiende que todos los ayuntamientos de León debatan dar la vuelta a esta situación, aprobando en sus plenos volver temporalmente al consenso anterior a 2013, al tiempo que exigir medidas urgentes que permitan a los Ayuntamientos y las Juntas Vecinales, hasta que haya una nueva Ley de Bases de Régimen Local, prestar los servicios necesarios y ejercitar sus competencias sin imposiciones inquisitoriales para el funcionamiento de nuestras ciudades y pueblos. En la misma se entiende que el ámbito local constituye un espacio fundamental para la defensa y la lucha de derechos sociales como el derecho a la sanidad, a la educación o a la vivienda y que por tanto es necesario sentar las bases del nuevo municipalismo del Siglo XXI, que tenga como bases la elaboración de una nueva Ley de Bases de Régimen Local, para clarificar y aumentar las competencias de los Entes Locales; garantizar un nuevo sistema de financiación local que asegure derechos y la prestación de servicios esenciales; y garantizar la transparencia y la participación directa y vinculante de la ciudadanía.

En definitiva se trata de construir ciudades con derechos, y recuperar los derechos de las personas que las habitan.

Por todo lo anterior animamos a las juntas vecinales y ayuntamientos de las comarcas leonesas a aprobar mociones que recojan un mínimo de dos puntos:

1.     Exigir la derogación y modificación de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local en el Congreso de los diputados.

2.     Instar al Gobierno Central y a todos los Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados a que faciliten y apoyen un proceso participativo en el que estén representados los entes locales, las asociaciones de municipios, entidades locales menores, la sociedad civil y la ciudadanía en su conjunto, donde se elaboren las bases para la construcción del  nuevo municipalismo del siglo XXI. Las bases de este nuevo municipalismo deben partir de la asunción de nuevas competencias, de garantizar una financiación adecuada y suficiente para las corporaciones locales, y de garantizar la transparencia y la participación vinculante de la gente en la gestión diaria de los entes locales, siguiendo el ejemplo de los concejos tradicionales de León.

IZQUIERDA ABIERTA LEÓN                                                             


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.