16-10-04
La Junta concede el 100 % de las solicitudes de ayudas a la rehabilitación edificatoria que cumplen los requisitos y benefician a 4.359 viviendas y locales.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha informado esta mañana sobre la resolución de la convocatoria de ayudas destinadas a la rehabilitación edificatoria, que publicará mañana el Boletín Oficial de Castilla y León, que afecta a 4.359 viviendas y locales y cuenta con más de siete millones de euros de presupuesto. En la convocatoria anterior tan solo el 48 % de los solicitantes consiguieron la ayuda, sin embargo en el presente ejercicio, dado el incremento de presupuesto, se ha llegado al 100 % de concesiones a los solicitantes que cumplen los requisitos.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, bajo el Acuerdo del Diálogo Social sobre las ayudas en materia de rehabilitación edificatoria, convocó el pasado mes de marzo una línea de ayudas por un importe de 7.098.888 euros. El objeto ha sido financiar la ejecución de las obras y trabajos de mantenimiento e intervención en las instalaciones fijas y equipamiento propio, así como en los elementos y espacios privativos comunes de los edificios de tipología residencial colectiva situados en Castilla y León. Los beneficiarios son las comunidades de propietarios, las agrupaciones de comunidades de propietarios o los propietarios únicos de edificios destinados a vivienda y locales. Las actuaciones en los edificios se dirigirán necesariamente a su conservación, a la mejora de la calidad y sostenibilidad y a los ajustes en materia de accesibilidad.

Con el incremento de la partida presupuestaria para este ejercicio, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha concedido el 100 % de las solicitudes que contaban con un informe favorable y que por tanto cumplían con todos los requisitos requeridos, beneficiando a un total de 4.359 viviendas y locales partícipes, sin que haya sido necesaria la concurrencia competitiva.

Se presentaron 535 solicitudes de las cuales 140 no cumplían los requisitos establecidos en la convocatoria, 170 han sido desestimadas por falta de documentación, siete retiradas a petición del interesado y una inadmitida, lo que supone un total de 217 solicitudes con expediente favorable.

Los criterios de valoración han sido en primer lugar, las que han presentado una mayor inversión por vivienda en la mejora de la calidad y la sostenibilidad; en segundo lugar, las que ha presentado mayor inversión en materia de accesibilidad; y en tercer lugar, en materia de conservación.

Los principales requisitos que deben cumplir los edificios son: estar finalizados antes de 1981; que al menos el 70 % de su superficie construida sobre rasante tenga uso residencial de vivienda; que al menos el 70 % de las viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios; y excepcionalmente se aceptarán aquellos que presenten daños estructurales, y que tengan íntegramente como destino el alquiler, durante al menos diez años a contar desde la recepción de la ayuda.

De esta manera, han sido subvencionables en primer lugar, las obras de conservación para subsanar deficiencias detectadas por el ‘informe de evaluación del edificio’; en segundo lugar, las obras para la mejora de la calidad y sostenibilidad en los edificios que reduzcan la demanda energética al menos en un 30 % tales como la mejora de la envolvente térmica del edificio para reducir su demanda energética; las que permitan la utilización de energías renovables como la energías solar, biomasa o geotermia; las que permitan una mejora en la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua; o las que faciliten la recogida y separación de los residuos domésticos y, en tercer lugar, en materia de accesibilidad, las que adecúen los edificios a la instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas u otros dispositivos de accesibilidad, instalación de elementos de información o dispositivos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior.

La cuantía máxima de las subvenciones a conceder por edificio no puede superar el importe de multiplicar 4.400 euros por cada vivienda y por cada 100 metros cuadrados de superficie útil de local. El plazo para realizar las obras es de 16 meses desde el inicio de la rehabilitación, ampliable a 18 meses cuando se trate de edificios o actuaciones que afecten a 40 o más viviendas.

En la convocatoria de 2014 se presentaron un total de 556 solicitudes que afectaban a 10.309 viviendas, de las cuales resultaron beneficiadas 78 solicitudes que correspondían a 1.158 viviendas -un 48 % del total de informes favorables-, a los que se los concedió ayudas por un importe de 1,8 millones de euros, por tanto, datos muy inferiores a la presente convocatoria.

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.