16-09-14
La Junta pone a disposiciĆ³n de los empresarios del Bierzo la Lanzadera Financiera y les anima a aprovechar las nuevas ventajas para desarrollar sus proyectos en municipios mineros.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El viceconsejero en funciones de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina, ha animado esta mañana a los empresarios del Bierzo a apostar por su comarca y por Castilla y León para el desarrollo de sus proyectos y la creación de empleo. Así, les ha explicado las medidas de apoyo al tejido productivo puestas en marcha por la Junta, como la Lanzadera Financiera –donde se incluyen diez líneas de ayudas que priorizan las iniciativas localizadas en municipios mineros–, así como las facilidades para el asentamiento de negocios en suelo industrial. La jornada de hoy, celebrada en Ponferrada, forma parte de un ciclo organizado por la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE), que ha recorrido las nueve provincias.

La Consejería de Economía y Hacienda mantiene vigentes desde finales de abril un paquete de medidas para incentivar la ocupación de suelo industrial de titularidad autonómica y favorecer el anclaje de actividad productiva y la creación de puestos de trabajo. En concreto, ha rebajado de media un 42 % el precio de la superficie dedicada a enajenación en dos parques tecnológicos y 24 polígonos disponibles para la venta inmediata. 

En la provincia de León, esta retasación afecta al Parque Tecnológico ubicado en la capital y a los recintos localizados en Villadangos del Páramo, Cistierna y Cubillos del Sil. La oferta de suelo industrial asciende en su conjunto a casi 900.000 metros cuadrados y la rebaja de los precios de las parcelas alcanza un promedio del 45,13 %.

A este descuento hay que añadir otro adicional del 15 % en el Parque Tecnológico y Villadangos del Páramo por la compra de terreno hasta mayo de 2018, mientras que en Cistierna y Cubillos del Sil la bonificación asciende al 50 % por tratarse de polígonos enclavados en las cuencas de la minería del carbón. En este último caso, el polígono más próximo a Ponferrada dispone de una superficie comercializable de alrededor de 450.000 metros cuadrados, repartidos en 59 parcelas de uso industrial y dos comerciales.

Los empresarios que decidan apostar para llevar a cabo sus proyectos pueden disfrutar de otras ventajas, como la posibilidad de financiar hasta el 90 % del coste del suelo y abonarlo hasta en 40 años. 
El derecho de superficie pasa de 20 a 50 años. Se trata de otra modalidad de adquisición de suelo que faculta al beneficiario a construir sobre el terreno y desarrollar en él su actividad a cambio de un canon anual que la ADE reduce del 2 % anteriormente vigente al 1,5 % del precio de venta de la parcela.

Por otra parte, los empresarios instalados en el Parque Tecnológico de León que quieran ocupar alguno de los inmuebles propiedad de la ADE, ya sea para poner en marcha un nuevo negocio o para ampliar el existente, abonan la mitad en concepto de alquiler y pueden disfrutar de las instalaciones durante 40 años, incluidas las prórrogas.

Además, los emprendedores de base tecnológica pueden asentarse en estas dependencias de forma gratuita durante el primer año. En el segundo, la bonificación en la cuota de alquiler llega al 50 % y, en el tercero, representa el 25 %.

La lanzadera ha financiado el 82,6% de los proyectos de León

A las facilidades para la instalación en suelo industrial se unen las financieras, a través de la Lanzadera Financiera, el instrumento de colaboración público-privada impulsado por el Gobierno autonómico con la participación de 16 entidades para prestar apoyo financiero a todo proyecto viable que quiera desarrollarse en Castilla y León. 

La ADE, que gestiona esta herramienta, pone al servicio de las empresas hasta 45 productos –entre los que destacan préstamos, subvenciones, avales, bonificación de intereses y aportación al capital–, que pueden ser combinados con financiación bancaria si la iniciativa lo requiere.

El viceconsejero en funciones de Economía y Competitividad ha repasado los buenos resultados que está aportando este mecanismo. En concreto, desde su puesta en marcha el 12 de enero se han recibido 1.474 solicitudes de financiación en Castilla y León por importe de 719 millones de euros y se ha atendido ya el 82,8% de los proyectos.

En la provincia de León, las solicitudes se elevan a 288 y están cuantificadas en 77 millones de euros. Cabe destacar que casi tres de cada cuatro euros del montante demandado (56,3 millones) tiene como finalidad la inversión; un 17,4 % la cobertura de necesidades de circulante (13,4 millones); 6 millones se han solicitado para ambos fines y sólo 1,4 millones para acometer un proceso de reestructuración. Se estima, además, que la suma de estos recursos generará una inversión inducida de 147,8 millones y permitirá crear o consolidar 3.122 empleos.

El balance de funcionamiento de la Lanzadera Financiera en la provincia leonesa también es positivo. El 82,6 % de los proyectos han conseguido la financiación requerida y un 14,6 % se encuentran en fase de estudio. Tres iniciativas han recibido asesoramiento; tres han desistido y dos han sido considerados no viables. Por sectores, destacan las solicitudes en comercio con 81 proyectos, seguido por los servicios con 53. A continuación se encuentran la agroalimentación con 46 peticiones, y la hostelería, donde se inscriben 34 peticiones. 

62,1 millones de euros en ayudas ya disponibles para empresas y autónomos

Entre los últimos productos incorporados a la Lanzadera Financiera figuran diez líneas de ayudas por un importe global de 62,1 millones. Más del 54 % de la cuantía total (33,6 millones) está dirigido a apoyar proyectos de innovación y un 37,8 % a inversión y creación de empresas, mientras que se consignan cinco millones para internacionalización. Todas ellas están cofinanciadas con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

A impulsar la investigación y el  desarrollo regional de pymes y micropymes se destinan 10 millones de euros de las ayudas de ADE, una partida que se refuerza con otra de 1,6 millones para los Cheques Innovación, que cubren gastos de consultoría para la implantación de tecnologías vinculadas a la industria 4.0 o de asistencia para la obtención de patentes.

La transferencia a las empresas del conocimiento incubado en universidades, centros tecnológicos y otros organismos dedicados a I+D+i se incentiva con un programa dotado con 2,5 millones. Por último, se instrumentan dos programas con dos millones cada una orientadas a la digitalización industrial: una dirigida expresamente a las compañías de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y otra a favorecer la implantación de soluciones tecnológicas en el sector productivo en general.

A las líneas anteriores hay que añadir las dirigidas a apoyar el nacimiento de nuevos negocios impulsados por autónomos y por pequeñas y medianas empresas (pymes) así como a promover iniciativas de crecimiento y modernización industrial, dotadas con 23,5 millones, disponibles desde finales de junio. 

Para investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) se reservan 15,5 millones destinados a financiar a grandes empresas con proyectos estratégicos de elevado componente innovador e impacto socioeconómico y a iniciativas de investigación y desarrollo en cooperación con otros socios. Por último, la ADE consigna 5 millones para favorecer la internacionalización de las empresas y financiar sus iniciativas de promoción exterior e implantación en mercados exteriores. 

Las convocatorias priman las iniciativas en las cuencas mineras

En todas las convocatorias de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial los proyectos ubicados en los municipios afectados por la reestructuración de la minería del carbón obtendrán una puntuación mayor de acuerdo con los criterios de valoración, en cumplimiento con lo establecido en el Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros.

Además, a todas estas convocatorias se suman ayudas financieras en forma de subvenciones a fondo perdido Miner, que concede el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras del Ministerio de Industria, Energía y Turismo (Minetur) y gestiona junto con la ADE en Castilla y León, con la finalidad de promover la localización de proyectos de inversión empresarial en las cuencas mineras, que permitan mantener los puestos de trabajo y generar nuevo empleo. 

Estas ayudas se dirigen tanto a pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos como a grandes compañías, e incluyen entre los proyectos subvencionables en zonas mineras la creación de nuevos establecimientos, la ampliación de la capacidad de los existentes, la diversificación productiva con la incorporación de oferta nueva que anteriormente no se producía, o proyectos que supongan una transformación fundamental en el proceso global de producción de un negocio existente.

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.