16-08-29
La Consejería de Empleo apoya la constitución de cooperativas y sociedades laborales con más de 700.000 euros en 2016.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Castilla y León cuenta con más de 2.105 cooperativas y 1.739 sociedades laborales. Estas sociedades mercantiles son una fórmula de economía social que desarrolla el autoempleo, crea trabajo por cuenta ajena y supone actividad económica que además articula socialmente la población y la fija al territorio.

Las sociedades laborales y las sociedades cooperativas tienen un importante desarrollo en la actividad económica y en la consolidación de la población en el territorio, sobre todo en zonas geográficas periféricas, generalmente en el medio rural, contribuyendo a la creación de servicios y actividades emergentes, que impulsan una mayor calidad de vida. Desde un punto de vista económico, su actividad empresarial permite fijar nuevos proyectos tractores de las sociedades, sobre todo en zonas rurales.

Las cooperativas fomentan también la competitividad, la innovación, el desarrollo empresarial, el mantenimiento y el crecimiento de empresas tractoras en entornos rurales con mayor capacidad para atraer a otras empresas. En la Comunidad destacan grandes empresas cuya forma jurídica es la de cooperativas, como son COBADU, AGROPAL, ACOR o COPISO, entre otras muchas, en distintas provincias.

Medidas para desarrollo de cooperativas y sociedades laborales

La Junta sigue apoyando la Economía Social en general y el Cooperativismo en concreto, con la promoción y desarrollo de actuaciones, a través de los Planes de Estímulos al Crecimiento y el Empleo, incorporando medidas de carácter coyuntural, que han permitido la generación de puestos de trabajo, así como otras de carácter más estructural, unidas a la generación de actividad económica y cambio de modelo productivo.

La Consejería de Empleo ha convocado para 2016 una línea de ayudas destinadas a la incorporación de socios trabajadores o de trabajo en cooperativas y sociedades laborales. Esta convocatoria se publicó el pasado 28 de diciembre y su finalidad es financiar la incorporación de nuevos socios o de trabajadores de las cooperativas o de las sociedades laborales como socios trabajadores, siempre y cuando procedan de determinados colectivos, como ser menor de 25 años, parados de larga duración, capitalizar la prestación por desempleo o mujeres que se reincorporan a la actividad. Si los socios trabajadores se incorporan a tiempo completo se subvenciona con 5.500 euros, 7.000 euros, si es mujer, y 10.000 euros, si es persona con discapacidad. Si es a tiempo parcial la subvención se prorratea. La cantidad de dinero convocado es superior al medio millón de euros.

Por otra parte, se pone en marcha una línea de subvenciones para trabajadores procedentes de empresas en crisis, que fue consensuada en la II Estrategia Integrada de Empleo 2016-2020. Estas ayudas que se convocan en competencia están destinadas a la fomentar la incorporación como socios trabajadores o de trabajo con carácter indefinido en cooperativas o en sociedades laborales de nueva creación o ya existentes de trabajadores que provengan de despidos colectivos en empresas de Castilla y León. Esta convocatoria que se publicó el pasado 29 de julio prevé una ayuda de 3.000 euros por cada trabajador que se incorpore a jornada completa como socio trabajador o de trabajo en la cooperativa o sociedad laboral. El importe total que se prevé destinar es de 200.000 euros.

Vinculación al territorio y a la sociedad

La configuración socioeconómica de las sociedades cooperativas, les permite ser especialmente resistentes en situaciones de dificultades económicas y crisis empresariales, sobre todo por las características de anclaje al territorio y la vinculación social con su entorno. Estas sociedades, además, por estas causas, han logrado mantener un nivel de actividad económica y de generación de empleo muy destacado.

Esta resistencia se basa en la definición del cooperativismo, el espíritu de este tipo de sociedades, que se define bajo el trabajo en un fin común que lleva a que un grupo de personas asuman iniciar un proyecto empresarial conjunto, como socios, entendiendo que varios o muchos tienen más opciones y más posibilidades de éxito que solos, sobre todo en determinados sectores económicos.

También tiene que ver su éxito, con la estructura de igualdad y representatividad de las sociedades cooperativas, su espíritu democrático, que hace que las decisiones estratégicas para su funcionamiento como empresas sean tomadas por el conjunto de sus socios, lo que otorga más posibilidades de tomas decisiones correctas y acertadas y asumidas por todos. Su vinculación directa con el territorio ha contribuido fundamentalmente a esta capacidad de resistencia, permitiendo que fenómenos como la deslocalización de empresas, prácticamente no existan en el ámbito del cooperativismo.

En Castilla y León, esto es importante, puesto que la Comunidad necesita una estructura productiva capaz de adaptarse a un territorio muy extenso y con baja densidad de población. Estas características han llevado a adoptar esta fórmula mercantil al aumentar las posibilidades económicas del medio rural, con el mantenimiento de la actividad y el empleo.

Cooperativas, sociedades laborales y empleo en la Comunidad

En este contexto geográfico, económico y social, Castilla y León tiene actualmente en funcionamiento 2.105 cooperativas. De estas, destacan por su número las más de 1.100 agrarias -577 agrarias puras y 550 de explotación comunitaria de la tierra-, 634 de trabajo, 231 de vivienda o las 37 de segundo grado -las constituidas por al menos otras dos cooperativas-, participando, todas ellas, en el desarrollo económico y la generación de empleo de calidad de las zonas geográficas en que desarrollan su actividad.

Por otra parte, funcionan en la Comunidad 1.134 sociedades laborales, entre las que destacan las 310 del sector de la construcción y las 239 industriales.

En su capacidad para resistir las dificultades, las cooperativas y las sociedades laborales han mostrado un comportamiento especialmente positivo en el mercado laboral. La destrucción de empleo durante la crisis ha sido ocho puntos inferior en estas sociedades que en el resto de las empresas, y casi el 80 % de los contratos tienen carácter indefinido. Esto es consecuencia, entre otras causas, de la actitud emprendedora y el trabajo diario de los socios de las cooperativas, como la cada vez más decidida incorporación de las nuevas tecnologías que ha facilitado que su actividad se haya dirigido a otros campos más sostenibles y rentables.

Estas sociedades de la economía social tienen un papel importante en la creación de empleo estable y de calidad, promoviendo además la igualdad de género en el ámbito laboral, dando oportunidad a los jóvenes, contribuyendo de forma muy efectiva al desarrollo local y siendo un referente de la responsabilidad social.

Ley de cooperativas

Por último, la Consejería de Economía y Empleo está trabajando, en colaboración con el sector, para modificar la Ley de cooperativas de Castilla y León, con el fin de adaptarla a la situación económica y social actual y conseguir, entre otros, una reducción de obligaciones y cargas administrativas, que facilite su puesta en marcha, así como un marco más apropiado para el desarrollo de su actividad. Esta modificación favorecerá el desarrollo de las cooperativas incorporando nuevas iniciativas que les permitan desarrollarse económica, social y empresarialmente.

El objetivo de esta modificación es contribuir eficazmente a fomentar la creación y constitución de nuevas cooperativas. Pretende también reforzar el papel de las cooperativas en su ámbito empresarial, sin que sufran menoscabo los derechos de los socios, conjugando de forma equilibrada, la estabilidad y la protección patrimonial de la cooperativa como empresa, con los derechos de las personas que componen la entidad, configurando a las cooperativas de la Comunidad como sociedades modernas y competitivas. Se trata de una ley que favorecerá el desarrollo de las cooperativas incorporando nuevas iniciativas que les permitan desarrollarse económica, social y empresarialmente.

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.