16-08-22
El consejero de Fomento y Medio Ambiente comprueba la efectividad del sistema de cámaras térmicas en la vigilancia de incendios forestales.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana el Centro Provincial de Mando de incendios en la delegación territorial de Soria desde donde ha comprobado el funcionamiento del sistema de cámaras térmicas y de imagen en la vigilancia de los incendios forestales.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana el Centro Provincial de Mando de incendios, en la delegación territorial de Soria, donde ha podido comprobar in situ el funcionamiento del sistema de cámaras de vigilancia forestal de Soria.

Este sistema se compone de 19 cámaras térmicas y de visión con estación meteorológica y comunicación digital, que constituye un moderno sistema de detección rápida de fuego forestal por sensores térmicos que facilita la detección inmediata de los fuegos y graba imágenes con calidad a radios de acción de más de diez kilómetros que es un material que puede ser requerido, en su caso, por la investigación policial y judicial del origen de esos incendios.

Este sistema de vigilancia también está instalado en la provincia de Zamora, con once cámaras, y actualmente se está estudiando y gestionando la instalación de este sistema  en el Bierzo, en la provincia de León.

Las principales potencialidades del sistema de cámaras térmicas son la detección de fuego temprano -en un rango de ocho kilómetros de radio detecta cualquier foco de calor que esté en visual directa con la cámara y de la intensidad que se quiera regular-; seguimiento de fuegos, incluso a larga distancia fuera del rango de detección -se han hecho seguimientos hasta de 30 km de distancia pudiendo comprobar la intervención de los medios-; grabar imágenes desde el mismo momento de saltar la alarma; la posibilidad de ver de noche el tipo de zona que se está quemando; el seguimiento de quemas controladas; información meteorológica a tiempo real; visualización de los medios propios en la lucha contra el fuego; seguimiento de vehículos, aprovechamientos ordinarios en los montes, así como el control de actividades ilícitas; la posibilidad de discernir el polvo de los fuegos reales, y también de detectar incendios durante los días de niebla; inventario de fauna -son capaces de detectar cualquier cuerpo que desprenda calor hasta del tamaño de un conejo- y el estudio de anomalías en masas vegetales, dado que detecta los cambios en la temperatura de la vegetación dependiendo de su estado sanitario.

La implantación de estos sistemas en Soria y especialmente en Sanabria, en la provincia de Zamora, zona de alta conflictividad de incendios forestales, se ha demostrado que tiene efectos disuasorios, disminuyendo los incendios, al margen de permitir una respuesta más rápida y eficaz ante los mismos.

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.