16-08-04
El próximo domingo la localidad honrará a los asturianos y nombrará al Paisano de Honor de este año, Aquilino Pérez Martínez.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Valencia de Don Juan rendirá homenaje a los asturianos el próximo domingo con la celebración del tradicional Día de Asturias. Una jornada de hermanamiento en la que la ciudad coyantina estrecha lazos con la comunidad limítrofe, una tierra ligada históricamente con Valencia de Don Juan y comarca, ya que es receptora de cientos de asturianos que veranean en la zona desde hace décadas.

El Ayuntamiento coyantino ha organizado una variada agenda de actividades para festejar el Día de Asturias, siendo el acto principal el nombramiento del Paisano de Honor. Este año D. Aquilino Pérez Martínez recibirá dicha distinción.

La jornada contará con un mercadillo de productos asturianos que ofrecerá algunos de los sabores más tradicionales del “paraíso verde” en el Jardín de los Patos, también habrá venta de ‘Bollos preñados’ acompañados por vino Prieto Picudo. La cultura asturiana será representada por una exposición de indumentaria tradicional y además tendrá lugar un taller infantil de cestería.

Como es habitual en esta cita veraniega la música más tradicional asturiana y el folklore local se unirán en un pasacalles y actuación en el que participarán la AC Banda de Gaitas ‘Villa de Avilés’, Grupo de Danzas Coyanza y la Banda de Música de Valencia de Don Juan.

La agenda del día será completada por ‘La Cabeza Parlante’ de Teatro Diadres y un taller de pintacaras y globoflexia. Además, como cada domingo el Jardín de los Patos se transformará en una animada pista de baile con una nueva sesión de ‘Nuestros Mayores Bailan’.

Toda una vida ligada a Coyanza y su comarca

Don Aquilino Pérez Martínez recibirá este domingo el título de Paisano de Honor. Veraneante en Valencia de Don Juan desde 1967 toda su vida ha estado ligada a Coyanza y su comarca. Nació en 1941 en Valdespino Cerón, una pequeña pedanía de Matanza de los Oteros. Estudió hasta los 12 años edad en la que empezó a trabajar en las tierras de su padre. En 1964 emigró a Oviedo, ese mismo año se casó con el amor de su vida, Esperanza, en Matadeón de los Oteros. Fruto de esa unión nacieron sus dos hijos, Luis Javier y María Adoración.

Trabajador en Sociedad Industrial Asturiana Santa Barbara, en 1967 el y su mujer adquirieron su vivienda de verano en la urbanización Miraguancha de Valencia de Don Juan. Desde entonces, ha pasado todos los veranos en esa casa junto con los suyos.

El 2012 fue un año duro para Aquilino ya que perdió a su compañera del alma. Sin embargo, este enamorado de Coyanza mantuvo su vinculación con la localidad.

Actualmente tiene divida su residencia al cincuenta por ciento entre Valencia de Don Juan y Asturias, permaneciendo en la ciudad coyantina de mayo a octubre.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.