16-07-29
El CTR de San Román de la Vega contará con un nuevo vaso de rechazos para funcionar los próximos quince años.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en presencia del presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, ha firmado esta mañana un convenio con el Consorcio Provincial para la Gestión de Residuos Sólidos en la provincia de León (Gersul) que permitirá la construcción, gestión y sellado de un nuevo vaso de rechazos en el Centro de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de San Román de la Vega, que dará servicio durante los próximos quince años. El proyecto supondrá una inversión 11,8 millones de euros, incluida la construcción y su futuro sellado.

El convenio firmado esta mañana implica a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, al Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos de la provincia de León (GERSUL) y a la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) y tiene por objeto la construcción y gestión durante quince años de un nuevo vaso de rechazos en el Centro de Tratamientos de Residuos Sólidos Urbanos de San Román de la Vega y su sellado final una vez colmatado. Somacyl construirá, gestionará y sellará el vaso y Gersul asumirá el mantenimiento del vaso uno y su desgasificación. 

El proyecto supondrá una inversión global de 11,8 millones de euros, de los que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente aportará el 30 % del nuevo vaso.  El resto de la inversión correrá a cargo de Gersul que lo repercutirá de forma diferida en la tarifa, que asciende a 9,47 euros por tonelada. La construcción del vaso supone una inversión de 6.170.466 euros y su futuro sellado otros 5.641.076 euros. 

El nuevo vaso ocupará una superficie de más de 130.000 metros cuadrados, con una capacidad de dos millones de toneladas de residuos que permitirá una vida útil de quince años, teniendo en cuenta que la producción anual de residuos asciende a 150.000 toneladas. 

El proyecto del nuevo vaso plantea un plazo de ejecución de once meses y un desarrollo en cuatro fases que serán selladas a medida que se vayan colmatando. Igualmente, el proyecto incluye la impermeabilización, desgasificación, dren de seguridad, tratamiento de lixiviados y programa de vigilancia y control. 

El CTR de San Román de la Vega, en la provincia de León, funciona desde 2004 y dispone de una planta de tratamiento y depósito de rechazos con capacidad para 1,7 millones de toneladas. Actualmente, está ya sellado parcialmente y prácticamente finalizando su vida útil por lo que se hace necesaria la construcción de un nuevo vaso de rechazos que siga dando servicio los próximos años. Esta planta de reciclaje y compostaje de residuos sólidos urbanos, titularidad de Gersul, cuenta con una autorización ambiental que integra las prescripciones sobre eliminación de residuos mediante el depósito en vertedero y contaminación atmosférica y la autorización de vertido de aguas continentales. 

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.