16-07-26
El Consejo General de Empleo aprueba la actividad del ECyL que ha llegado a casi 270.000 personas en 2015.

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Durante la reunión del pleno del Consejo General de Empleo se ha acordado también el plan de actuación del Servicio Público de Empleo (ECyL) para 2016. Este plan recoge el conjunto de acciones y medidas que la Junta promoverá en la Comunidad con un presupuesto aprobado de 196 millones de euros.

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, ha presidido esta mañana el pleno del Consejo General de Empleo, en el Edificio de Soluciones Empresariales de la Junta, en Arroyo de la Encomienda en Valladolid. Este Consejo integra a los representantes de los agentes económicos y sociales y de la Junta de Castilla y León.

El encuentro ha sometido a la consideración de todos los miembros del Consejo General de Empleo la aprobación de la memoria anual de actividad del ECyL durante 2015. El plan de actuación de 2016 que ha sido aprobado por los miembros del consejo, comprende la programación en materia de formación, orientación y empleo que desarrolla la Consejería de Empleo, a través del ECyL, correspondiente a 2016, si bien parte de esta programación es plurianual.

Memoria 2015

El documento aprobado expone con transparencia la actuación del ECyL durante 2015 en el que se han invertido 174,1 millones de euros que han supuesto un esfuerzo presupuestario importante destinado a fomentar las políticas activas de empleo en la Comunidad y que ha permitido poner en marcha programas de formación, orientación o empleo que han beneficiado a 269.492 trabajadores en áreas como el fomento del empleo, la formación y cualificación de trabajadores y la prestación de servicios a empresas y trabajadores.

Para ello se ha contado con la estructura central del Servicio Público de Empleo, los recursos de las nueve gerencias provinciales, las 54 oficinas de empleo, los ocho centros de formación, de los que tres son de referencia nacional y con los 974 trabajadores del ECyL, entre formadores, personal docente, orientadores y personas de administración.

De las casi 270.000 personas atendidas 6.400 han obtenido un empleo, indefinido o temporal, a través del fomento de la contratación en empresas o en entidades locales y 660 han iniciado una actividad por cuenta propia gracias a los incentivos al autoempleo. Por otra parte, 37.000 personas más han participado en acciones formativas tanto para ocupados como para desempleados, a las que se han destinado 39,3 millones de euros. El resto de beneficiarios han participado en itinerarios de información, orientación o búsqueda de empleo.

Impulso del empleo

En medidas para potenciar el empleo se han ejecutado 43,6 millones de euros, con los que se ha subvencionado la contratación en empresas privadas, la contratación temporal a través de entidades locales, el establecimiento como trabajadores autónomos y los programas duales en los que el participante a la vez que mejora su formación, realiza una actividad remunerada adquiriendo experiencia profesional. Con estos incentivos se han logrado 7.143 contrataciones.

Además se han prestado servicios de intermediación y orientación a empresas y trabajadores a través de las oficinas de empleo a 225.000 beneficiarios, y se han habilitados itinerarios integrados de formación e inserción  para 1.718 beneficiarios a través del Programa Personal de Integración y Empleo que ha supuesto  una inversión de casi 4 millones de euros.

El ECyL está en un proceso de mejora constante tras la reforma consensuada en 2014, en el Diálogo Social. De esta forma, se han simplificado procesos y se han hecho más competitivos. De esta forma, se han mantenido se han mantenido 802 contactos con empresas; se han registrado 36.267 nuevos usuarios en la Oficina virtual; la aplicación (APP) para usuarios de móviles cuenta ya con 25.359 descargas y el boletín electrónico de empleo supera ya los 70.344 suscriptores.

Por otra parte, se han contestado 3.464 consultas de usuarios a través de la web lo que supone cerca de 300 consultas mensuales; se ha evaluado, tras su primer año en vigor, el cumplimiento de los compromisos asumidos en la carta de servicios de oficinas de empleo, constatando el alto cumplimiento, del 66,6 %; se han desarrollado 260 talleres de búsqueda de empleo por internet; se han atendido a 1.688 usuarios a través de la Red Eures y, por último, se han realizado cuestionarios y encuestas de calidad de los servicios prestados en la oficinas de empleo que manifiestan un alto grado de satisfacción con el servicio recibido.

Programación para 2016

El Consejo General de Empleo ha aprobado el conjunto de acciones dentro del marco europeo, estatal y autonómico, ajustado al presupuesto aprobado para el periodo que asciende a 196 millones de euros.

El Plan de actuaciones prioriza mejorar la calidad del empleo e garantizar la protección y la ayuda a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos, a través de tres ejes de trabajo: la mejora de la cualificación de los trabajadores, el fomento del empleo y apoyo al emprendimiento y el trabajo de intermediación y orientación laboral a trabajadores y empresas

Cualificación de trabajadores

Con una inversión cercana a los 80 millones de euros, la oferta formativa programada se destina tanto a trabajadores desempleados como ocupados, para ofrecerles una formación ajustada a las necesidades formativas individuales y del sistema productivo.

Las actuaciones que se han programado son: acciones de formación profesional para el empleo dirigida prioritariamente a trabajadores desempleados a través de medios externos y medios propios; el Programa Mixto de Formación y Empleo, de Castilla y León, para los años 2016 y 2017, cofinanciado por el Fondo Social Europeo; el programa de Orientación, Formación e Inserción (OFI), en el que los trabajadores desempleados pueden mejorar su capacidad de inserción y su cualificación profesional;  el programa de formación con compromiso de contratación desarrollado por empresas que asuman un compromiso de contratar al menos al 50 % de los alumnos programados; la acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o vías no formales de formación; las prácticas no laborales en empresas; el programa de formación en el sector estratégico de la automoción: las acciones de formación para ocupados; los permisos individuales de formación y las becas y ayudas para compensar los gastos ocasionados por la participación en los programas anteriores.

Fomento del empleo y apoyo al emprendimiento

Los principales destinatarios son los trabajadores y las empresas a través de las siguientes medidas: incentivos destinados a fomentar actividades económicas por cuenta propia y acciones individuales de información y motivación del emprendimiento así como asesoramiento individual a emprendedores.

Por otra parte y destinadas a fomentar el empleo a través de la contratación en empresas de la Comunidad se programan medidas como el fomento del empleo estable por cuenta ajena; ayudas para la contratación temporal y de la ampliación de la jornada en el sector de la ayuda a domicilio; incentivos para la contratación de desempleados y personas beneficiarias de renta garantizada de ciudadanía por entidades sin ánimo de lucro, empresas de inserción y participadas y, por último, para quienes no puedan continuar con su actividad, se ha previsto el programa PIE autónomos, con una ayuda de 426 euros durante 6 meses para los que han cotizado por cese de actividad. Es una ayuda vinculada a acciones de orientación y formación.

Intermediación y orientación laboral

El ECyL prioriza un servicio individualizado e integral de asistencia al empleador y la atención personalizada a todos los trabajadores. A partir de aquí se gestionan programas específicos de activación para el empleo y el programa para la orientación laboral para desempleados de larga duración y se cuenta con la colaboración público-privada y con los agentes sociales.

Para ello, se prevé un contrato de colaboración con agencias de colocación para la inserción laboral de personas desempleadas, también acciones de orientación profesional para el empleo, dirigidas a mejorar las posibilidades de ocupación de los demandantes de empleo, y se impulsa la atención y orientación personalizada para los trabajadores ocupados.

Además, se establecen programas destinados a colectivos concretos con riesgo de exclusión social y laboral o por sufrir procesos de reestructuración empresarial. Se han programado acciones específicas dirigidas a la integración sociolaboral de la población inmigrante; subvenciones dirigidas al fomento del empleo estable por cuenta ajena de personas cuya situación de desempleo provenga de despidos colectivos en la Comunidad; y se prevén asimismo medidas para facilitar la reinserción laboral y ayudas especiales a los trabajadores afectados por los expedientes de regulación de empleo.

Dentro de los servicios de intermediación y orientación laboral se han programado acciones como el programa Personal de Integración y Empleo (PIE) que se amplía a los trabajadores autónomos, con una nueva línea específica para los mayores de 55 años, y dentro de las ayudas destinadas a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, se facilita, por una parte, la participación en acciones formativas mediante el cobro de una ayuda y, por otro, se incentiva la contratación por sustitución de quienes soliciten excedencia por cuidado de hijo menor o familiar hasta 2º grado o se suspenda su contrato de trabajo por situación de riesgo durante el embarazo.

Se apoyarán también proyectos de orientación a colectivos vulnerables como es el programa desarrollado por la Fundación Secretariado Gitano y, por último, dentro de este apartado, se coordinan en la Comunidad las actuaciones desarrolladas por la red EURES promovida por la UE, con el objetivo de impulsar la movilidad laboral en Europa.

Plan de empleo joven       

El ECyL incorpora también programas hacia colectivos y con el objetivo de lograr un reequilibrio en el territorio. Para el colectivo de jóvenes continúa en ejecución el programa Mixto de Formación y Empleo de Castilla y León y, de la misma manera, el programa de prácticas no laborales para jóvenes, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil. También continúa en ejecución el Programa de formación profesional específica con compromiso de inserción y se pone en marcha un nuevo programa para acciones de formación profesional para el empleo, en su modalidad de oferta (FOD), dirigidas a trabajadores jóvenes incluidos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil prioritariamente desempleados, para los años 2016 y 2017.

Por otra parte, se impulsa la formalización de contratos para la formación y el aprendizaje, y los contratos en prácticas, el programa para la contratación temporal de jóvenes, por Entidades sin Ánimo de Lucro, para la realización de obras y servicios de interés general y social, el programa de fomento del empleo estable por cuenta ajena y también el de fomento del autoempleo. Todas estas medidas se aplican a aquellos jóvenes que están incluidos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

La atención personalizada a demandantes jóvenes es prioritaria hacia jóvenes menores de 30 años.   

Plan de empleo local

El Plan de empleo con entidades locales cuenta con 33 millones de inversión y seis líneas de actuación, a la que hay que incrementar una específica destinada a los municipios que albergan las exposiciones de las Edades del Hombre.

En concreto, se prevé para el próximo periodo en las subvenciones a municipios con menos de 5.000 habitantes y más de 5 desempleados y a las diputaciones provinciales o a sus organismos autónomos, como apoyo a la contratación temporal de desempleados para la realización de obras y servicios relacionados con actividades del sector turístico y cultural. En la actual edición, estas subvenciones se han determinado bajo criterios técnicos y objetivos entre los municipios que han presentado proyectos de actuación en su término municipal.

También se mantienen las subvenciones a entidades locales para la contratación de personas con discapacidad para la realización de obras y servicios de interés público y utilidad social y la subvención directa para contratar personas desempleadas e inscritas como demandantes de empleo para la realización de obras y servicios de interés general y social, en el marco de la exposición de Las Edades del Hombre en Toro.

De la misma forma, se ha programado la subvención directa a los municipios de más de 5.000 habitantes para la contratación de perceptores de Renta Garantizada de Ciudadanía para obras y servicios de interés, la subvención directa a las diputaciones provinciales como apoyo a la contratación temporal de trabajadores desempleados para la realización de obras y servicios ligados a programas específicos de trabajos de prevención de incendios y otros trabajos forestales y de mejora medioambiental, la subvención directa a los municipios mineros de Castilla y León para acometer obras y servicios de interés general y social y, por último, la subvención directa a las diputaciones provinciales y a los municipios de más de 20.000 habitantes, como apoyo a la contratación temporal de agentes de igualdad de oportunidades.

 


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.