16-07-14
Los alumnos del Summer Institute of Hispanic Studies apuran sus últimos días en la Universidad de León (ULE).

     * pulsa en la imagen para ampliarla.
zoom JS

Proceden de universidades norteamericanas de gran prestigio, y se encuentran en el Centro de Idiomas de la universidad para completar su formación.

Son treinta y dos estudiantes de entre 18 y 21 años que llegaron al Centro de Idiomas de la Universidad de León (ULE) procedentes de algunas de las más prestigiosas universidades de Estados Unidos, como Yale, Princenton, Harvard, o Hamilton, de la mano del ‘Summer Institute of Hispanic Studies’ (SIHS) que dirige un leonés, Santiago Tejerina Canal, y que están disfrutando de los últimos días de su estancia en León, como parte de un curso de cinco semanas que les ha permitido conocer a fondo España, su idioma y su cultura.

En el momento de posar para la foto del grupo, Tejerina explica que “faltan media docena de alumnos que están en Portomarín, y que llevan unas jornadas completando varias etapas del Camino de Santiago”. Y es que la estancia en España de este grupo de estudiantes norteamericanos pretende ofrecer una visión cercana y real de nuestro país, con visitas a lugares como Córdoba, Sevilla, Granada, Mérida, Toledo, Oviedo, Comillas, Pamplona o Picos de Europa.

Tejerina, que es natural del pueblo de Las Salas, (cerca de Riaño), lleva ya un cuarto de siglo guiando a estudiantes de universidades americanas para que completen su formación en León, una tierra de la que marchó por amor en 1977. “Estaba aquí haciendo un doctorado, -apunta-, pero conocí a mi mujer que es americana, y marché a Massachusetts para concluirlo”. Desde entonces ha estado allí enseñando en diversos centros, los últimos ocho años en Stanford.

Cada verano aprovecha el retorno a España para mostrar a sus alumnos su pueblo natal el día en que recorren Picos de Europa, “acabamos la jornada, -explica Tejerina-, tomando un buen chocolate en Las Salas”. En León visitan la Catedral, San Isidoro, San Marcos, el MUSAC, y otros atractivos más mundanos como los barrios húmedo y romántico, al que los norteamericanos acuden atraídos por su fama y, ¡cómo no!, sus tapas.

Puesto a hacer balance, el profesor de Las Salas calcula que en todos estos años ha traído a León unos 800 jóvenes, y explica su procedencia: de Yale (281 estudiantes), de Princenton y Harvard (aproximadamente 200 de cada una), y también de Hamilton, que es la cuarta gran ‘proveedora’ de alumnos para la ULE.

Tejerina afirma que acuden a León porque se les ofrece “seriedad, rigor y una atención especial a los cuatro factores más importantes, que son lo académico, lo lingüístico, lo cultural y lo personal”, por eso cuando el 22 de julio retornen a sus lugares de origen, lo harán, “convertidos en unos nuevos leoneses, que siempre llevarán con cariño el recuerdo de su estancia aquí”.


Recomienda ésta noticia a un amigo   


Noticia patrocinada por:


 
© León a fondo.